Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog de ILERNA Online

ILERNA Online: FP a distancia con titulación oficial

#QuédateEnCasa: La importancia de ser creativo

La importancia de ser creativo“Todos los niños nacen artistas, lo difícil es seguir siendo un artista cuando crecemos” decía Pablo Picasso.

¿Eres creativo? ¿Dónde están los límites en el desarrollo de la creatividad? La profesora Lídia Rizos reflexiona sobre estas cuestiones y comparte pequeños consejos parar sacar al artista que todos llevamos dentro.

¿Cómo puedes aprovechar mejor tus tardes? La crisis sanitaria, causada por la propagación del COVID-19, ha ocasionado problemas tanto en el ámbito laboral como en el familiar. No obstante, disponer de tiempo libre también está despertando la creatividad de miles de ciudadanos que, a través de pequeñas iniciativas, están colaborando para revertir esta delicada situación o, al menos, para arrancarnos una sonrisa a todos.

¿Has tenido que ser creativo? ¿Cómo se puede potenciar esta capacidad? Lídia Rizos, periodista, profesoras y muchas otras cosas, ha preparado una de las charlas más inspiradoras de nuestro ciclo #QuédateEnCasa con ILERNA Online que te propone seguir aprendiendo desde el sofá de tu salón. ¿Qué nos ha contado?

¿Qué es la creatividad?

Es probable que tú, como la mayoría de nosotros, estés atrapado en una misma rutina: te levantas, desayunas, vas al trabajo o estudias, comes, vuelves a tu espacio – oficina, te acercas al gimnasio, cenas, te vas a dormir y empiezas de nuevo. La monotonía del día a día puede frenar el pensamiento creativo, la imaginación, pero… ¿Y si dispones de más tiempo libre como ahora? Esta situación está favoreciendo la aparición de propuestas ingeniosas y sorprendentes pero, no te equivoques, pasar el tiempo no es sinónimo de ser creativo.

Así pues, ¿qué es la creatividad? Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), este término hace referencia a la facultad de crear”. En otras palabras, se trata de una capacidad propia de los seres humanos que nos permite “producir algo de la nada” a través de nuestra imaginación, de aquello que denominamos pensamiento creativo. Pero, ¿es innato? ¿se nace creativo? ¿o se aprende a serlo con el tiempo? Lídia Rizos cita aquí un estudio para contárnoslo.

¿Por qué hablamos de involución creativa?

En 1968, George Land impulsó un experimento, en colaboración con la NASA, que tenía como objetivo examinar las conexiones cerebrales activas en la generación de acciones nuevas y analizar así la capacidad creativa de un grupo de 1.600 niños y niñas. ¿Cuáles fueron los principales resultados? Se realizaron distintas pruebas que demostraron que, con 5 años, el 98% de los participantes tenía esta facultad pero, 5 años después, sólo el 30% la conservaba.

Además, cuando estos mismos niños y niñas repitieron las pruebas con 15 años, el porcentaje se redujo a un 12% que seguía manteniendo esta capacidad creativa. Land, para confirmar sus resultados, realizó el mismo experimento con 1.600 adultos y observó que sólo el 2% tenía esta facultad desarrollada. ¿La creatividad es innata? Parece que sí pero sufre un proceso de desaprendizaje que este científico llamó involución creativa.

¿Cuáles son los límites para ser creativo?

¿Y esto por qué pasa? A medida que vamos creciendo nuestro cerebro se va llenando de conocimientos especializados, es decir, según George Land, esta sabiduría aprendida o heredada perjudica nuestras habilidades más creativas. Nuestro sistema educativo, basado en asignaturas y temas cerrados, no está pensado para fomentar este pensamiento pero, además, nuestros hábitos diarios también nos imponen limitaciones. ¿Qué frenos podemos tener?

  • Procrastinación: Tendencia a posponer tareas por miedo a afrontar nuevos desafíos, dejamos aquello que nos preocupa para más adelante.
  • Pensar demasiado: Cuando le damos vueltas y vueltas a un mismo problema no estamos buscando soluciones creativas, sino que estamos aplicando la lógica.
  • Perfeccionismo: Intentar controlarlo todo no deja margen al error, da lugar a una repetición de hábitos ya aprendidos, se apuesta por aquello seguro y, por tanto, no se innova.
  • Dificultad para tomar decisiones: ¿Te cuesta decidir? Si eres creador sabrás que las cosas no siempre salen bien. No obstante, hay que hacerlo para seguir avanzando y, sobre todo, no culpar después a nadie por nuestras propias decisiones.

Además, para ser creativo, es aconsejable intentar romper con las rutinas del día a día. Por ejemplo, si sueles hacer tus tareas en un determinado orden y de forma automática, opta por modificarlo. ¿Cómo llegas al trabajo? ¿Puedes ir variando esa ruta? Son pequeñas tonterías pero, si evitas el máximo posible caer en acciones rutinarias, tendrás más posibilidades de experimentar alguna situación inesperada que te exija activar tu creatividad.

La importancia de ser creativo
Todos los niños nacen artistas, lo difícil es seguir siendo un artista cuando crecemos” decía Pablo Picasso.

Técnicas para inspirarte y pensar diferente

Aquí nuestra primera recomendación es atreverse a vivir experiencias diferentes que te obliguen a salir de tu zona de confort, es decir, del área donde lo dominas todo y donde no hay margen para el error. Y pueden ser pequeñas cosas como apuntarse por primera vez a una clase de yoga, aprender a cocinar un nuevo plato con un ingrediente exótico, invertir tiempo en un taller de manualidades… Cualquier actividad que te interese puede encajar.

También es importante conocerse, es decir, disponer de tiempo a solas para reflexionar sobre qué sientes y qué necesitas, para conectar con uno mismo y con el artista que todos tenemos dentro. Estos momentos te ayudarán a replantearte las cosas, te permitirán crear ideas que, de otra forma, quizás no hubieras obtenido nunca. Necesitas quedarte a solas con tu mente y, para eso, no importa donde estés.

Además, puede irte bien llevar siempre una pequeña libreta. ¿Por qué? El mundo que nos rodea puede servirte de inspiración y, cuando menos te lo esperas, puedes descubrir algo que te llame la atención y que, después, pueda ayudarte a resolver una situación o convertirse en un desafío creativo. En realidad, en los talleres de escritura creativa, por ejemplo, se suele aconsejar dormir con una libreta ya que a veces soñamos con ideas que se olvidan al despertarse. Hay quién incluso afirma que se deberían anotar a oscuras, sin racionalizar ese pensamiento.

Finalmente, necesitas rodearte de personas que puedan inspirarte, que no coarten tu capacidad creativa sino que te ayuden a hacer las cosas de otra forma, que no te permitan ponerte excusas. Esta energía positiva, junto con la posibilidad de compartir inquietudes, fomentará tu ingenio y te forzará a plantearte nuevos puntos de vista, a seguir jugando. Como decía Pablo Picasso, “todos los niños nacen artistas, lo difícil es seguir siendo un artista cuando crecemos”.

¿Eres creativo en tu día a día? ¿Buscas unos estudios que te desafíen para desarrollar esta capacidad? Échale un vistazo a nuestros ciclos de Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos o de Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos.

Deja un comentario

shares