Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog de ILERNA Online

ILERNA online: FP a distancia con titulación oficial

Cómo tratar la caries dental: el empaste y la endodoncia

El empaste y la endodoncia son dos técnicas para tratar la caries dental.El empaste y la endodoncia son dos técnicas para tratar la caries dental.

La caries dental es una patología infecciosa de origen externo que afecta a los tejidos duros del dientes. Gran parte de la población sufre caries, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para tratarla existen diferentes tratamientos, si bien los más habituales son la obturación dental (conocida popularmente como empaste dental) y la endodoncia. La obturación dental se lleva a cabo cuando la caries está en su fase inicial y solo afecta al esmalte, mientras que la endodoncia se llevará a cabo cuando la caries se ha expandido a tejidos más profundos del diente, llegando a afectar a la pulpa dental (puedes repasar en este post los cinco tipos de lesiones cariosas).

El empaste y la endodoncia son dos técnicas para tratar la caries dental.
El empaste y la endodoncia son dos técnicas para tratar la caries dental.

¿En qué consiste el empaste dental?

Cuando la caries es superficial, se suele hacer un empaste.
Cuando la caries es superficial, se suele hacer un empaste.

La obturación o el empaste dental consiste en restaurar la cavidad del diente con un material especial, por ejemplo el composite, para que el diente vuelva a tener su anatomía normal. Así, el diente podrá realizar su función de forma completa.
Es un procedimiento relativamente sencillo: primero se limpia y se sanea la zona afectada y, a continuación, se coloca el empaste.

Y… ¿en qué consiste la endodoncia?

Cuando la caries es más profunda, el odontólogo suele tratar la caries a través de la endodoncia. Este procedimiento consiste en extraer parte o la totalidad del tejido pulpar cuando este ha sufrido un daño irreversible.

Cómo se realiza una endodoncia

Este tratamiento es más complejo que el empaste y consta de diferentes pasos:

  • Primero se elimina el tejido enfermo, mediante un instrumento rotatorio a muy alta velocidad y refrigerado con agua.
  • Una vez extraído, se diseña una cavidad para alojar en ella el material reparador.
  • Se coloca el material restaurador en el lugar donde se extrajo el tejido enfermo. El amalgama y el composite fotopolimerizable son los materiales más utilizados.

En el caso de lesiones muy profundas que lleguen cerca de la pulpa, es necesario colocar un material que consiga aislarla y protegerla.

¿Sabías que…?

Y el apunte curioso del post… ¿Sabías que entre el 60 y el 90% de los niños en edad escolar tienen caries? Así lo señala la OMS, que recomienda reducir la ingesta de azúcares y seguir una alimentación equilibrada para prevenir la caries dental.

El tratamiento de la caries es uno de los muchos procedimientos que aprenderás durante el ciclo de Higiene Bucodental.

¡Quiero estudiar Higiene Bucodental!

Deja un comentario

shares