Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog de ILERNA Online

ILERNA online: FP a distancia con titulación oficial

La relación familia-escuela: comunicación recíproca

familia-escuelaLa relación familia-escuela debe ser recíproca y favorecer el desarrollo del niño.

La familia y la escuela son los dos grandes agentes socializadores responsables de la educación de los niños. Ambos agentes intervienen de forma activa en el desarrollo y crecimiento del niño y es fundamental que familia y escuela trabajen conjuntamente a la hora de transmitir valores y normas que repercutirán en el desarrollo como niños responsables, críticos y autónomos.

Por ello, la relación familia-escuela debe basarse siempre en el principio de la reciprocidad, es decir, que sea una comunicación recíproca (bidireccional) y que garantice el bienestar del menorEn función de las necesidades que presente el niño o los adultos a cargo del menor, la comunicación se realiza de forma diaria o periódica. Cabe destacar que los profesionales del centro educativo implicados en la relación con las familias manejan datos personales confidenciales e intransferibles que deben respetar.

La relación familia-escuela debe ser recíproca y favorecer el desarrollo del niño.
La relación familia-escuela debe ser recíproca y favorecer el desarrollo del niño.

¿Qué vías de comunicación existen entre la familia y la escuela?

Las formas de comunicación para llevar a cabo la relación entre el centro educativo y la familia son variadas. Dependiendo de la frecuencia de la misma y de si es necesaria una comunicación diaria o periódica, es más habitual utilizar unos u otros recursos. En este sentido, en el caso de las comunicaciones diarias entre familia-escuela se puede recurrir a:

  • Conversaciones informales. Los padres y educadores aprovechan el momento en que los niños entran o salen del centro escolar para comentar aspectos informales.
  • Tablón de anuncios, que suelen estar ubicados en la entrada o en los pasillos del colegio. Se utilizan para recordar información de interés, eventos, etc.
  • Agenda infantil o emails. Son herramientas frecuentes a la hora de explicar incidencias personales o, en el caso de los padres, de justificar la ausencia del menor en clase.

Además de las comunicaciones diarias, también puede que sea necesaria la elaboración de informes o la celebración de reuniones o tutorías para tratar asuntos de interés o preocupantes que afectan al niño o a los niños como grupo clase, tales como el rendimiento escolar, la adaptación en clase, el funcionamiento o la dinámica de las clases:

  • Tutorías. Encuentros entre los padres o tutores legales del niño y el educador. Suelen ser reuniones para repasar los aspectos que conciernen al alumno.
  • Entrevistas. Encuentros también individualizados entre la familia y el educador. Suelen realizarse a principio de curso, para que el educador conozca la información, el comportamiento y los hábitos del niño.
  • Reuniones. Al inicio del curso es habitual celebrar una reunión con los padres para presentar la clase, el tutor y la metodología del centro.
  • Informes. Documento escrito sobre el menor, su desarrollo, comportamiento, etc.

Independientemente de las herramientas o formas de comunicación establecidas y utilizadas, es esencial que familia y escuela se complementen para dar respuesta a las necesidades del niño y fomentar su desarrollo como persona y ciudadano.

Si la educación de los niños es tu vocación, estudia el Grado Superior de Educación Infantil.

¡Quiero + INFO!

Deja un comentario