Please assign a menu to the primary menu location under menu

Blog de ILERNA Online

ILERNA Online: FP a distancia con titulación oficial

Tipos de hospitales: ¿Cómo funcionan estos centros médicos?

Tipos de hospitales

¿Sabías que existen distintos tipos de hospitales? ¿Te has preguntado nunca cómo se organizan? En este artículo te proponemos descubrir las claves básicas de cualquier centro hospitalario para que conozcas un poco más su día a día.

Llevamos días de confinamiento y, cada uno de ellos sin excepción, nos ha dejado miles de titulares sobre las consecuencias de la propagación del COVID-19. Te contamos cómo prevenir el contagio por coronavirus y hoy te traemos un artículo que habla sobre los tipos de hospitales para profundizar así en el funcionamiento de estas instalaciones que son más esenciales que nunca.

¿Cuáles son sus funciones clave? ¿Cómo se organizan las distintas secciones o áreas? O por qué los llamamos así? Resolvemos todas tus dudas para que puedas acercarte un poco más al día a día de sus profesionales sanitarios. ¡Léelo!

¿De dónde proviene el término “hospital”?

Se trata de una palabra que tiene su origen en el latín, en concreto, se utilizaba para referirse a un espacio donde se atendía a pobres, ancianos y enfermos. Con el paso de los años, el término fue evolucionando y se empezó a relacionar únicamente con el cuidado de aquellos más débiles. Como curiosidad, términos como hotel podrían considerarse formas derivadas de la misma raíz y, en cierta forma, mantienen esta idea de ofrecer cobijo o cuidado.

Hoy en día los hospitales son instituciones dirigidas por personal sanitario que tienen como objetivo prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades para mejorar en la medida de lo posible la calidad de vida de sus pacientes. Según la Ley General de Sanidad, cada área debe tener un hospital de referencia propio que dé respuesta cuando se requiera asistencia sanitaria especializada o de emergencia.

Tipos de hospitales: ¿Cómo se clasifican?

Como sabrás, los hospitales proporcionan ayuda sanitaria a todo aquel que la necesite. Es decir, cumplen una función asistencial que implica ofrecer servicio a cualquier ciudadano con un problema de salud, sobre todo, si no puede tratarse en un centro de atención primaria. Además, pueden realizarse tareas de formación orientadas a mejorar las habilidades de los trabajadores o, también, dedicar recursos a la investigación para impulsar el desarrollo de procedimientos, por ejemplo.

A partir de aquí existen múltiples tipos de hospitales, según el criterio de clasificación. Si hablamos de titularidad, diferenciamos entre públicos y privados o, si nos referimos al tipo de asistencia, tendríamos general o especializada. También se podrían dividir por ámbito territorial (local, regional…) o tipo de paciente (agudos con estancias cortas o crónicos con previsión de estancia larga o indefinida). Por último, podríamos agruparlos por complejidad donde tendríamos estos 3 niveles:

  • Baja: Centros con especialidades esenciales, para dar respuesta a problemas comunes.
  • Mediana: Cuentan con un mayor número de especialidades y, también, de recursos para el diagnóstico y el tratamiento de sus pacientes.
  • Alta tecnología: Son hospitales que pueden atender enfermedades complejas en tanto que están preparados con profesionales altamente especializados y equipamiento avanzado.
Tipos de hospitales

¿Y cómo se organizan los distintos tipos de hospitales?

Es muy probable que hayas cruzado en alguna ocasión las puertas de un hospital (esperemos que no sea ahora, con el actual contexto de alarma sanitaria) pero, ¿te has preguntado cómo trabaja el personal sanitario que te está atendiendo? En general, se organiza a través de servicios (unidad operativa básica) pero pueden subdividirse en secciones o unidades según la complejidad de la actividad.

Este modelo organizativo, que sería jerárquico, puede tener decenas de variaciones y es que algunos hospitales se estructuran por áreas asistenciales. ¿Cuáles son las más habituales?

  • Servicios clínicos: Aquí se incluiría cualquier servicios que ofrezca asistencia sanitaria, desde los médicos (medicina interna, pediatría, neurología…) hasta los quirúrgicos (traumatología, neurocirugía…) y los mixtos (combinan procedimientos de ambos tipos).
  • Servicios auxiliares de diagnóstico: Aplican técnicas de análisis y procesamiento para facilitar el diagnóstico. ¿Qué encontraríamos? Laboratorios de análisis clínicos, anatomía patológica y citología, diagnóstico por imagen y electrofisología médica.
  • Servicios auxiliares de tratamiento: Ofrecen apoyo al resto de especialidades y estaríamos hablando de áreas como radioterapia, banco de sangre y hemoterapia, servicio de diálisis, litotricia, farmacia, dietética y medicina física, por ejemplo.
  • Otros servicios: La mayoría de hospitales cuentan con otras áreas que garantizan su funcionamiento como hostelería (alimentación, lavandería…), servicios de admisión y documentación clínica, medicina preventiva, mantenimiento, etc.

Normalmente, el máximo responsable del hospital es el director/a gerente que, junto con el equipo de gerencia, se encarga de gestionar y monitorizar la evolución del centro. A partir de aquí, se suele hablar de 3 divisiones: médica (asistencia médica, diagnóstico y tratamiento), de enfermería (responsabilidades según la división médica donde se colabore) y de gestión y servicios generales (tareas administrativas y técnicas). Cada una de ellas, además, cuenta con un responsable propio e integra especialistas en ámbitos dispares.

¿Sabías que…?

Todas las áreas son importantes pero, para que un hospital funcione como tal, debe contar como mínimo con servicios de emergencia, UCI, quirófano y radiología. Además, necesitará ofrecer las especialidades de obstetricia, cirugía, pediatría y medicina interna.

Este contenido pertenece al material didáctico creado por ILERNA Online para el ciclo de FP de Cuidados Auxiliares de Enfermería. ¿Te interesa conocer más detalles?

Deja un comentario

shares