15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!
Llámanos gratis

15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!

Funciones del sistema óseo: todo lo que debes saber

Sanidad, 07 OCT 2020, ILERNA

¿Quieres más info?

Solicita información
Descubre nuestra oferta formativa y da un paso adelante en tu carrera profesional

Ver el dosier
Escribe tu nombre y apellidos
Escribe un email válido
Escribe un teléfono válido
Escribe tu código postal
Escoge la opción en la que estás interesado
Escoge la formación en la que estás interesado

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ILERNA

Finalidades: Responder a sus solicitudes de información y mantenerle informado de nuestros cursos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected].

Información adicional: Política de Privacidad.

Este campo es obligatorio

El sistema óseo es fundamental, puesto que es el encargado de proteger los órganos y dar movimiento al cuerpo, juntamente con el sistema muscular.

El esqueleto de una persona adulta está formado por 206 huesos, sin contar los dientes y huesos sesamoideos, es decir, los huesos que se encuentran dentro de los cartílagos y que son tan pequeños como una semilla de sésamo (de ahí viene su nombre). Se trata de uno de los sistemas más importantes del cuerpo humano, puesto que se ocupa de funciones vitales.

En este artículo nos centraremos en conocer más sobre la composición de los huesos de nuestro cuerpo y las funciones del sistema óseo.

* ¿Quieres conocer qué FPs online puedes estudiar con Ilerna? Clica aquí y  descárgate la Guía de FPs Online y a distancia.

¿Qué es el sistema óseo?

El sistema óseo, también conocido como sistema esquelético, es la estructura fundamental que soporta y protege el cuerpo humano. Está compuesto por un entramado de huesos y tejido conectivo que se interrelacionan para brindar forma, resistencia y movilidad al organismo. Además de su función mecánica, el sistema óseo es esencial para la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, así como para almacenar minerales como el calcio y el fósforo. La interacción entre huesos, músculos y articulaciones permite la realización de actividades cotidianas y deportivas, mientras que su papel en la protección de órganos vitales confirma su importancia integral en la anatomía humana.

¿Cuáles son las funciones del sistema óseo?

El sistema óseo desempeña una serie de funciones esenciales para el cuerpo humano, que detallamos a continuación.

Soporte estructural

El esqueleto proporciona la estructura básica que mantiene la forma del cuerpo y sostiene los tejidos blandos, músculos y órganos. Seguro que puedes llegar a imaginarte lo que ocurriría si nuestro sistema óseo no soportase todos estos elementos.

Protección de órganos

Los huesos actúan como una armadura que protege los órganos vitales del cuerpo. Por ejemplo, el cráneo protege el cerebro, las costillas a los pulmones y el corazón, y la columna vertebral resguarda la médula espinal.

Movilidad y locomoción

Las articulaciones formadas por la unión de huesos permiten el movimiento del cuerpo. Los músculos se insertan en los huesos a través de los tendones, y al contraerse, generan movimiento en las articulaciones.

Almacenamiento mineral

El tejido óseo almacena minerales esenciales como el calcio y el fósforo. Además, también regula su concentración en sangre, liberando una mayor cantidad cuando es necesario.

Producción de células sanguíneas

La médula ósea es la responsable de la producción de células sanguíneas, incluyendo los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Este proceso, llamado hematopoyesis, es esencial para mantener una población sanguínea saludable y equilibrada.

Reserva de energía

En situaciones de necesidad, como pueden ser periodos de ayuno o ejercicio intenso, los tejidos adiposos almacenados en la cavidad medular de algunos huesos pueden liberar energía en forma de grasa.

Los huesos que suelen almacenar energía se encuentran principalmente en la médula ósea amarilla. En esta categoría se incluyen los huesos largos; por ejemplo, el fémur y el húmero, dos de los más importantes del cuerpo humano.

Componentes de los huesos

Los huesos están formados por diversos componentes, tales como células, que dan lugar al tejido óseo, y minerales. Podemos dividirlos en tres tipos de componentes, osteoides, minerales y celulares.

Sustancia osteoide

La sustancia osteoide, también llamada matriz orgánica, es material orgánico que aún no ha mineralizado, cuyo principal componente es la proteína en forma de colágeno (94%) y otros elementos extracelulares. Esta sustancia representa el 25% del peso y el 38% del volumen de los huesos de las personas adultas.

Minerales

La matriz ósea o inorgánica de los huesos está formada por calcio y fosfato, que se unen para formar una capa cristalizada —hidroxiapatita— sobre la sustancia osteoide. Este tejido ofrece una mayor protección y sujeción a los huesos.

Células

En el sistema óseo encontramos dos tipos de células con funciones antagónicas. Por un lado, los osteoblastos, responsables de formar el hueso sintetizando la sustancia osteoide. Y, por otro lado, los osteoclastos, encargados de descomponer el tejido óseo mineralizado para reabsorber sus moléculas para que puedan ser reutilizadas. 

El sistema óseo trabaja juntamente con el sistema muscular
Los huesos protegen a los órganos y, junto con los músculos, dan movimiento al cuerpo.

Podemos clasificar los huesos del cuerpo humano en largos, cortos, planos e irregulares según su morfología. La forma de cada hueso también ayuda a la hora de observarlos y analizarlos a través de una radiología simple. 

  • Huesos largos. Tienen una mayor longitud, como es el caso del fémur. En este sentido, se componen de la diáfisis (zona central con forma de tubo), dos epífisis (situadas en los extremos y cubiertas de un cartílago), la cavidad medular (dentro de la diáfisis y formada por médula ósea amarilla), el periostio (membrana fibrosa que cubre el hueso) y en endostio (membrana más delgada encargada de cubrir la cavidad medular).   
El sistema óseo está formado por huesos largos, cortos, planos e e irregulares.
Esquema de las partes de un hueso largo
  • Huesos cortos. Tienen una extensión más corta y están cubiertos por cartílago auricular. Suelen unirse a otros para formar las articulaciones móviles. Por ejemplo, el rótulo, el hueso nasal o el tarso. 
  • Huesos planos. Tienen una disposición ancha y plana para proteger a los órganos internos del cuerpo, como es el caso de los huesos del tórax o del cráneo. 
  • Huesos irregulares. Comprenden los que por su morfología no los podemos encajar en largos, cortos o planos. Por ejemplo, la mandíbula o las vértebras. 

Curiosidades del sistema óseo

El esqueleto de una persona adulta está formada por 206 huesos. Sin embargo, el sistema óseo de un recién nacido está formado por casi 300. Esto se debe a que, en realidad, los huesos son cartílagos de crecimiento que, con la edad, se van uniendo y calcificando. Se trata de un proceso natural de crecimiento, y se da porque de esta forma los neonatos pueden salir con más facilidad por el canal de parto.

¿Quieres saber más sobre el sistema óseo?

Como ves, el sistema óseo es un elemento fundamental e indispensable en el cuerpo humano. No solo nos permite movernos, sino que es el responsable directo de proteger los órganos que nos mantienen con vida. Además, tiene un papel clave en la producción de células sanguíneas y el almacenamiento de minerales y lípidos. Conocer el funcionamiento del sistema esquelético nos permite entender cómo funciona el cuerpo humano y de qué modo podemos mantener un estado de salud óptimo.

Si tienes vocación por el cuidado de la salud y quieres ampliar tus conocimientos sobre el sistema óseo, te recomendamos el Grado Superior de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear. En este ciclo formativo, que puedes cursar a distancia con ILERNA, estudiarás el sistema óseo en profundidad. Entre otras cosas, aprenderás a utilizar equipos de rayos X, de resonancia magnética y de medicina nuclear; así como a realizar ecografías, radiografías y exámenes óseos (gammagrafía de hueso), un tipo de prueba que ayuda a diagnosticar y evaluar diversas enfermedades y condiciones del sistema óseo.

guia fp descargable
Compartir en:
ILERNA
ILERNA

En el grupo de redactores de ILERNA somos curiosos por naturaleza, nos encanta estar al tanto de todo e ir siempre un paso más allá. El mundo de la Formación Profesional nos apasiona y siempre estamos informados de las últimas novedades. Gracias a este blog podemos compartir toda nuestra sabiduría sobre el sector y acercar esta rama de la educación a todo el que le interese. En estos artículos queremos compartir especialmente contigo el conocimiento necesario para que saques el máximo rendimiento a tu FP.

Tu éxito profesional a un CLICK.

Solicita información

¿Quieres seguir
estudiando FP?

Quieres estudiar una FP, pero no tienes claro por dónde empezar. ¿Será mejor la modalidad a distancia, la presencial o un mix de las dos? ¿En cuántas asignaturas me puedo matricular? ¿Qué salidas profesionales hay? Pincha abajo e infórmate sobre la Formación Profesional que más se adapta a ti.

Conoce a nuestros autores y colaboradores

Reclutamos a los mejores para ofrecerte información de primera mano sobre la Formación Profesional. Son profesionales de diferentes sectores, que escriben sobre las novedades que te interesan en el blog de ILERNA.

Conócelos