15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!
Llámanos gratis

15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!

¿Cuáles son las funciones de la sangre?

Sanidad, 18 MAR 2019, ILERNA

¿Quieres más info?

Solicita información
Descubre nuestra oferta formativa y da un paso adelante en tu carrera profesional

Ver el dosier
Escribe tu nombre y apellidos
Escribe un email válido
Escribe un teléfono válido
Escribe tu código postal
Escoge la opción en la que estás interesado
Escoge la formación en la que estás interesado

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ILERNA

Finalidades: Responder a sus solicitudes de información y mantenerle informado de nuestros cursos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected].

Información adicional: Política de Privacidad.

Este campo es obligatorio

Muchas veces no somos conscientes de la importancia de las funciones de la sangre. Pero este componente resulta vital para nuestro bienestar físico. Por eso, en este artículo te vamos a explicar todo sobre las funciones de la sangre.

Las funciones de la sangre van más allá de transportar oxígeno y nutrientes a las células de nuestro cuerpo. También juegan un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal y la defensa contra enfermedades.

En España, somos conscientes de lo importante que es donar sangre. De hecho, más de 1,1 millones de personas donaron sangre en 2022, según datos del Ministerio de Sanidad.

Así, garantizan que este recurso esté disponible en hospitales siempre que sea necesario y para todos los grupos sanguíneos. Todos somos conscientes de que donar salva vidas en momentos críticos.

Sin embargo, pocos conocen en realidad cuáles son las funciones de la sangre. En este post, vas a conocer todo sobre este componente, de qué está formada y cómo se produce.

* ¿Quieres conocer qué FPs online puedes estudiar con Ilerna? Clica aquí y  descárgate la Guía de FPs Online y a distancia.

La sangre y sus componentes

Funciones de la sangre

La sangre es un componente fundamental para la vida de una persona. Muchas veces pasan desapercibidas, pero las funciones de la sangre son muy variadas. Entre ellas tenemos:

  • Transportar el oxígeno hasta los tejidos y transportar el dióxido de carbono desde las células hasta los pulmones para ser eliminado al exterior.
  • Transportar las sustancias energéticas que precisa el organismo.
  • Defender el organismo frente a agentes nocivos para la salud, evitando la aparición de infecciones o enfermedades y/o paliando sus efectos.
  • Realizar procesos de cicatrización de los tejidos y de coagulación.

¿De qué está formada la sangre?

Ahora que ya conoces cuáles son las funciones de la sangre, es importante que conozcas de qué está compuesta. En esencia, sus componentes son cuatro:

Glóbulos rojos

Los glóbulos rojos también se conocen como hematíes o eritrocitos. Tienen dos misiones principales:

  • Transportar el oxígeno desde los pulmones hasta todos los tejidos del organismo.
  • Absorber dióxido de carbono para su posterior eliminación desde los pulmones.

En el interior de los glóbulos rojos hay una proteína que se llama hemoglobina. Esta proteína es roja y es la que da el característico color a la sangre.

La concentración de glóbulos rojos en la sangre es esencial para mantener que todos los tejidos tengan oxígeno y para prevenir la anemia. Seguro que has oído hablar de esta condición que se caracteriza por niveles bajos de glóbulos rojos en sangre.

Tal vez te preguntes qué cantidad de globulos rojos hay que tener para garantizar que las funciones de la sangre sean correctas. Se estima que los valores normales de glóbulos rojos son entre 4 y 5 millones por cada milímetro cúbico de sangre.

Esto te puede dar una idea de lo importantes que son en nuestro organismo.

a el característico color a la sangre.

Se calcula que hay entre 4 y 5 millones de glóbulos rojos en cada milímetro cúbico.

Glóbulos blancos

Los glóbulos blancos también reciben el nombre de leucocitos. Como en el caso anterior, también tienen un papel muy importante en las funciones de la sangre:

  • Proteger al cuerpo de cualquier infección: ya sea causado por bacterias, virus u hongos.
  • Ayuda a deshacerse de los residuos de los tejidos: esto permite que nos mantengamos sanos.

Por tanto, tiene una función muy importante en el sistema inmunitario. Como es evidente, tenemos muchos menos glóbulos blancos que rojos. La estimación es de 6.000 y 7.000 glóbulos blancos por cada milímetro cúbico de sangre.

A pesar de que son muy importantes para protegernos de infecciones, un exceso de glóbulos blancos lleva a enfermedades como la leucemia. Las personas que paceden esta enfermedad producen glóbulos blancos sin control. Esto impide que se produzcan glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos saludables.

Plaquetas

Las plaquetas también reciben el nombre de trombocitos. Estas células también tienen varias misiones:

  • Formación de coágulos: como su propio nombre indica, estas células sanguíneas crean trombos para evitar hemorragias.
  • Protección contra patógenos: los trombocitos detectan bacterias y virus.
  • Cicatrización: las plaquetas ayudan a cicatrizar heridas.

Se calcula que hay entre 200.000 y 300.000 plaquetas por milímetro cúbico de sangre en una persona sana. Estar por encima o por debajo de estos valores puede afectar a las funciones de la sangre.

Plasma

Es la parte líquida de la sangre y en él se encuentran suspendidas las células sanguíneas. El plasma es muy rico en proteínas, entre las que destacan las inmunoglobulinas, encargadas de protegernos de las infecciones.

Por otra parte, la albúmina se encarga de transportar hormonas y fármacos hasta los tejidos. Por último, los factores de coagulación son los responsables de detener el sangrado ante cualquier hemorragia, junto con las plaquetas.

¿Dónde se produce la sangre?

La sangre se produce en la médula ósea que, como sabrás, es un tejido en el interior de nuestros huesos. Aquí tienen su origen todas las células sanguíneas, es decir, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Comienzan como una única célula madre. Para que nos entendamos, es como la semilla de todas las células sanguíneas. Cuando esta célula madre se divide, puede convertirse en diferentes tipos de células sanguíneas. Esto depende de lo que necesite nuestro cuerpo en ese momento.

Por ejemplo, si nuestro cuerpo necesita más glóbulos rojos para llevar más oxígeno, la médula ósea produce más de este tipo de células. Este proceso de producción de células sanguíneas es muy importante para estar sanos.

Como bien sabrás, nuestro cuerpo es muy inteligente. Por ejemplo, si estamos enfermos y necesitamos más glóbulos blancos para combatir la enfermedad, nuestro cuerpo puede aumentar la producción de estas células.

De la misma manera, si tenemos una herida y necesitamos que se detenga el sangrado, la médula ósea puede producir más plaquetas para ayudar en la coagulación de la sangre.

Este proceso sucede dentro de nosotros todos los días y asegura que siempre tengamos la cantidad de células sanguíneas que necesitamos para estar sanos.

¿Cómo circula la sangre?

El sistema circulatorio efectúa dos circulaciones distintas y complementarias: la circulación mayor y la circulación menor.

Por su parte, la circulación mayor o sistémica es la responsable de distribuir la sangre oxigenada y limpia desde del corazón hasta todos los órganos, tejidos y células del cuerpo.

Parte del ventrículo izquierdo a través de la arteria aorta, que se bifurca y se divide en arterias pequeñas llamadas arteriolas y en arterias diminutas, los capilares. En este punto, se intercambia el oxígeno por dióxido de carbono, que llega por las vénulas y las venas hasta la aurícula derecha.

Por su parte, la circulación menor o pulmonar es la encargada de recoger la sangre cargada de desechos (sangre que contiene dióxido de carbono) y transportarla desde ventrículo derecho del corazón hasta los pulmones a través de la arteria pulmonar.

El objetivo es renovarla. La sangre oxigenada llega a la aurícula izquierda del corazón a través de las cuatro venas pulmonares.

A pesar del complejo proceso, una persona no es consciente del trabajo circulatorio constante que lleva a cabo el organismo.

¿Cuántos litros de sangre tenemos en el cuerpo?

A diferencia de lo que muchas personas creen, no todos tenemos la misma cantidad de sangre en el cuerpo. Esto depende de la edad, el peso, el sexo y la altura. No obstante, por norma general, una persona suele tener entre 4,5 y 6 litros de sangre.

Si quieres seguir profundizando en las funciones de la sangre, puedes formarte como Técnico Superior de Laboratorio Clínico y Biomédico. Esta formación te permitirá analizar muestras de sangre y tejidos para diagnosticar enfermedades utilizando materiales de laboratorio profesionales.

guia fp descargable

Compartir en:
ILERNA
ILERNA

En el grupo de redactores de ILERNA somos curiosos por naturaleza, nos encanta estar al tanto de todo e ir siempre un paso más allá. El mundo de la Formación Profesional nos apasiona y siempre estamos informados de las últimas novedades. Gracias a este blog podemos compartir toda nuestra sabiduría sobre el sector y acercar esta rama de la educación a todo el que le interese. En estos artículos queremos compartir especialmente contigo el conocimiento necesario para que saques el máximo rendimiento a tu FP.

Tu éxito profesional a un CLICK.

Solicita información

¿Quieres seguir
estudiando FP?

Quieres estudiar una FP, pero no tienes claro por dónde empezar. ¿Será mejor la modalidad a distancia, la presencial o un mix de las dos? ¿En cuántas asignaturas me puedo matricular? ¿Qué salidas profesionales hay? Pincha abajo e infórmate sobre la Formación Profesional que más se adapta a ti.

Conoce a nuestros autores y colaboradores

Reclutamos a los mejores para ofrecerte información de primera mano sobre la Formación Profesional. Son profesionales de diferentes sectores, que escriben sobre las novedades que te interesan en el blog de ILERNA.

Conócelos