ILERNA utiliza cookies técnicas, de personalización, de análisis y publicitarias, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web y personalizar publicidad. Obtener más información.
Atrás
No obligatorias

Estas son cookies de preferencias de usuario, para que la aplicación web recuerde tus preferencias y ofrecerte una mejor experiencia de uso. Selecciona la opción de cookies que prefieras para navegar en ilerna.es

Personalizar el contenido de la web en base a tu historial de compra y preferencias.

Mostrar recomendaciones personalizadas en base a tu navegación en otras páginas web.

Obligatorias

Estas son cookies tecnicas, necesarias para el funcionamiento de la aplicación web y se requieren para el correcto funcionamiento de la misma.

Navegar por la web y utilizar sus funciones.

Acceder a Mi Cuenta y recuperar tus datos de usuario.

Recuperar información no nominal sobre cómo los usuarios navegan en ilerna.es.

Personalizar el contenido de la web en base a tu navegación.

ILERNA Online Logo
Llámanos gratis de lunes a viernes de 9:00h. a 20:00h.
ILERNA Online Logo

¡Últimas plazas! Empieza AHORA tu FP a distancia ¡En 7 días comienzan las clases online!

¡Últimas plazas!
7DÍAS
Empiezan las clases
¡No te quedes sin tu plaza!
¡Últimas plazas! Empieza AHORA tu FP a distancia ¡En 7 días comienzan las clases online!

Tipo de heridas ¿Cuántas hay y cómo curarlas?

Sanidad, 15 ABR 2019, ILERNA

¿Quieres más info?

Solicita información

Ver el dosier
Escribe tu nombre y apellidos
Escribe un email válido
Escribe un teléfono válido
Escribe tu código postal
Escoge la opción en la que estás interesado
Escoge la formación en la que estás interesado

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ILERNA

Finalidades: Responder a sus solicitudes de información y mantenerle informado de nuestros cursos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected].

Información adicional: Política de Privacidad.

Este campo es obligatorio

Las heridas son lesiones relativamente frecuentes en el día a día de una persona. A pesar de que la mayoría de ellas no suelen ser graves, siempre es recomendable limpiarlas y desinfectarla, según el tipo de heridas, para que cicatricen bien y se restaure la superficie de la piel afectada correctamente.

En este artículo nos centraremos en explicar qué es una herida, qué tipos de heridas hay y cómo se pueden clasificar atendiendo a diversos factores. Además, también vamos a hablar sobre cómo curar una herida correctamente. Si estás estudiando un CFGM de Cuidados Auxiliares de Enfermería, ¡este post te interesa!

* ¿Quieres conocer las Salidas Profesionales de la FP? Clica aquí y  descárgate la Guía de Perspectivas y Salidas Laborales de ILERNA Online.

Primero de todo ¿Qué es una herida?

Una herida es una lesión consecuencia de una agresión o un traumatismo, accidental o intencional, en la que se produce una alteración en la integridad de la piel y en las partes blandas de la misma. Los agentes que producen las heridas pueden ser de distinto origen, entre los que destacan:

  • Agentes físicos: los cortes, quemaduras o golpes pueden causar daños en las capas superficiales y profundas de la piel. Dependiendo de su intensidad, pueden ser más o menos graves.
  • Agentes biológicos: algunas bacterias, virus y hongos pueden penetrar en los tejidos dañados y causar infecciones en la piel.
  • Agentes químicos: algunos ácidos, como el ácido sulfúrico o el ácido clorhídrico, pueden causar quemaduras químicas en la piel.

¿Quieres aprender más sobre qué tipo de heridas hay y cómo debes tratarlas?


¿Qué clase de heridas existen?

Las heridas se pueden clasificar desde diferentes puntos de vista o aspectos. A continuación, veremos algunos tipos de heridas de los más comunes, si bien se pueden encontrar otras categorizaciones:

Heridas cerradas

 No se observa lesión aparente, pero hay hemorragia debajo de la piel, en cavidades o vísceras. Así, los tejidos dañados no están expuestos al exterior.

Heridas abiertas

Se observa la separación de los tejidos blandos de la piel. Estas lesiones tienden a infectarse con facilidad.  

Clasificación de heridas agudas

Este tipo de herida se puede describir como aquella que aparece repentinamente debido a factores externos. Son heridas agudas, las quemaduras, heridas traumáticas, post-operatorias, cortes, laceraciones u otras.

Incisiones

Es ocasionada por un objeto cortante, como un cuchillo o un vidrio. Los bordes de la herida están limpios y definidos. En este tipo de heridas, el sangrado suele ser abundante.

Laceraciones

Es un desgarro, un corte o una abertura en la piel debido a una lesión. Las laceraciones pueden ser pequeñas, y en ese caso solo necesitan un tratamiento simple en el hogar. O en el caso de que sean bastante grandes, requerirán atención médica de emergencia.

Abrasiones

Son lesiones superficiales que no llegan a perforar completamente la piel. Conocidos vulgarmente con el nombre de rasponazos o rasguños, estas pueden ser más dolorosas que los pinchazos o los cortes porque quedan expuestas más terminaciones nerviosas.

Contusiones

Es ocasionada por el impacto de un objeto como una piedra o un martillo. En estas heridas, los bordes son irregulares y suelen presentar un hematoma.

Quemaduras

Es una lesión en los tejidos del cuerpo causada por el calor, sustancias químicas, electricidad, el sol o radiación. Las que se producen por líquidos calientes y vapor, los incendios en edificios y los líquidos y gases inflamables, son las más comunes.

Heridas por desgarre

Es producida por objetos con dientes en su parte cortante, como una motosierra. Los bordes son irregulares.

Clasificación de heridas según el objeto o mecanismo

En función del objeto o el mecanismo que haya causado la lesión, además de las referidas anteriormente, podemos distinguir:

Punzante

Es producida por un objeto punzante, como un clavo. La gravedad de la herida depende de la profundidad y de si daña nervios o vasos sanguíneos.  

Por desgarro

Es producida por objetos con dientes en su parte cortante, como una motosierra. Los bordes son irregulares.

Por raspadura

Producidas por objetos con dientes o palas, como una trituradora de comida, o por el asfalto, cuando la piel se arrastra por él en un accidente de tráfico y la carne queda al descubierto.  

Según la profundidad

Dependiendo de la profundidad de la herida y de las capas de piel que haya atravesado, podemos distinguir los siguientes tipos de heridas:

Superficial

Cuando solo atraviesa la piel.

Profunda

Cuando la herida atraviesa el tejido subcutáneo.

Penetrante

Cuando penetra una cavidad, como puede ser la boca, el abdomen, la vagina, etc.

Perforante

Cuando atraviesa el cuerpo.

Según la cicatrización

La cicatrización se refiere al proceso biológico a través del cual los tejidos vivos reparan las heridas, devolviendo la piel a su estado original, o no. En este sentido, podemos encontrar cicatrices prácticamente imperceptibles, cicatrices estéticas o cicatrices hipertróficas, entre otras. Dependiendo del nivel de cicatrización, podemos distinguir diversos tipos de heridas:

Aguda

Es aquella que el organismo es capaz de cerrar o sanar en el tiempo esperado. La cicatrización se producirá sin infección y en un periodo que suele oscilar entre siete y catorce días.

Crónica

Es aquella que el organismo no puede cerrar o sanar en el tiempo esperado, ya que la herida suele ser más profunda y la zona suele estar inflamada. El proceso de reparación y cicatrización es desordenado y se alarga en el tiempo.

Según su riesgo de infección

Como hemos mencionado con anterioridad, muchas de las heridas que nos hacemos en el día a día no suelen ser graves. Sin embargo, las hay que sí lo son, o que no han sido bien curadas y han derivado en complicaciones. En función del riesgo de infección, podemos clasificar las heridas de la siguiente manera:

Limpia

Es la realizada en un entorno aséptico, por ejemplo en un quirófano.

Contaminada

Ha estado expuesta a bacterias un corto periodo de tiempo.

Sucia o infectada

Ha estado expuesta a bacterias un periodo largo de tiempo

Según la gravedad

La clasificación del tipo de heridas según su gravedad es, probablemente, una de las categorizaciones más representativa.

Lo hemos dicho en varias ocasiones: una herida puede ser leve, moderada o grave, y dicha gravedad se medirá en función de otros factores.

Por ejemplo, si la herida es superficial o profunda, si está contaminada o no, si está abierta o cerrada, si el objeto o mecanismo que lo ha causado puede quedar en el interior del cuerpo, etc.

Las heridas pueden clasificarse desde muchos factores.
Las heridas pueden clasificarse desde muchos puntos de vista y aspectos.

¿Cómo debo curar las heridas?

Dada la heterogeneidad del tipo de heridas, también existe un amplio abanico de curas y cuidados que llevar a cabo. Por norma general, y como primeros cuidados, las heridas deben limpiarse con agua y jabón neutro (desde dentro de la herida hacia fuera) y secarlas cuidadosamente. Lo más recomendable es utilizar un material que no deje restos de tejido, ya que podría infectar la herida. También es aconsejable aplicar algún antiséptico para prevenir infecciones y, finalmente, cubrirla con un apósito o vendaje. 

El personal sanitario será el encargado de valorar y analizar la gravedad de la lesión y aplicar las curas más idóneas según las particularidades de la misma y del paciente. Por lo tanto, siempre que haya dudas acerca de cómo proceder, lo más recomendable es acudir al centro de salud más cercano.

Mitos sobre las heridas

Finalmente, aprovechamos para desmontar un falso mito sobre la curación de las heridas. ¿Sabías que la creencia de que las heridas al aire curan mejor? Según la Sociedad Española de Heridas, la herida debe permanecer cubierta y, si es posible, con un apósito de Cura en Ambiente Húmedo (CAH), ya que son los que mejor simulan las condiciones fisiológicas de la piel sana.

Si quieres aprender más sobre este tema, te recomendamos este artículo en el que hablamos sobre los primeros auxilios en quemaduras, heridas y traumatismos.

¿Dónde puedo aprender a curar heridas?

Los primeros auxilios son la base para aprender a curar todo tipo de heridas.

Pero quieres aprender más sobre curar heridas y su tramiento, en ILERNA puedes iniciarte gracias a los ciclos sanitarios que puedes estudiar tanto en su modalidad de online, como presencial y semipresencial.

Las heridas son una de las muchas lesiones que estudiarás en los ciclos de FP de sanidad de ILERNA Online.

salidas profesionales descargable


Compartir en:
ILERNA
ILERNA

En el grupo de redactores de ILERNA somos curiosos por naturaleza, nos encanta estar al tanto de todo e ir siempre un paso más allá. El mundo de la Formación Profesional nos apasiona y siempre estamos informados de las últimas novedades. Gracias a este blog podemos compartir toda nuestra sabiduría sobre el sector y acercar esta rama de la educación a todo el que le interese. En estos artículos queremos compartir especialmente contigo el conocimiento necesario para que saques el máximo rendimiento a tu FP.

Tu éxito profesional a un CLICK.

Solicita información

¿Quieres seguir
estudiando FP?

Quieres estudiar una FP, pero no tienes claro por dónde empezar. ¿Será mejor la modalidad a distancia, la presencial o un mix de las dos? ¿En cuántas asignaturas me puedo matricular? ¿Qué salidas profesionales hay? Pincha abajo e infórmate sobre la Formación Profesional que más se adapta a ti.

Conoce a nuestros autores y colaboradores

Reclutamos a los mejores para ofrecerte información de primera mano sobre la Formación Profesional. Son profesionales de diferentes sectores, que escriben sobre las novedades que te interesan en el blog de ILERNA.

Conócelos
ILERNA utiliza cookies técnicas, de personalización, de análisis y publicitarias, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web y personalizar publicidad. Obtener más información.
Atrás
No obligatorias

Estas son cookies de preferencias de usuario, para que la aplicación web recuerde tus preferencias y ofrecerte una mejor experiencia de uso. Selecciona la opción de cookies que prefieras para navegar en ilerna.es

Personalizar el contenido de la web en base a tu historial de compra y preferencias.

Mostrar recomendaciones personalizadas en base a tu navegación en otras páginas web.

Obligatorias

Estas son cookies tecnicas, necesarias para el funcionamiento de la aplicación web y se requieren para el correcto funcionamiento de la misma.

Navegar por la web y utilizar sus funciones.

Acceder a Mi Cuenta y recuperar tus datos de usuario.

Recuperar información no nominal sobre cómo los usuarios navegan en ilerna.es.

Personalizar el contenido de la web en base a tu navegación.