15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!
Llámanos gratis

15% dto con el código "ILERNA15" ¡Tiempo limitado!

La administración de medicamentos: vías y técnicas

Sanidad, 11 FEB 2019, ILERNA

¿Quieres más info?

Solicita información
Descubre nuestra oferta formativa y da un paso adelante en tu carrera profesional

Ver el dosier
Escribe tu nombre y apellidos
Escribe un email válido
Escribe un teléfono válido
Escribe tu código postal
Escoge la opción en la que estás interesado
Escoge la formación en la que estás interesado

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ILERNA

Finalidades: Responder a sus solicitudes de información y mantenerle informado de nuestros cursos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected].

Información adicional: Política de Privacidad.

Este campo es obligatorio

Que España cada vez consume más fármacos es una realidad. Que es necesario conocer cómo se lleva a cabo la administración de medicamentos es otra.

El año 2021, en plena pandemia por COVID, España batió un récord: más de 1000 millones de cajas de medicamentos vendidas a través del Sistema Nacional de Salud. Esto es un 4% más que en 2020, según datos del Ministerio de Salud.

Si echamos la vista un poco más atrás, no había un consumo tan alto desde 2011. Este año marcó el pico máximo, que ahora ha sido superado.

Hoy en día tenemos más opciones que nunca para que los tratamientos médicos sean lo más cómodos y efectivos posible para los pacientes. Pero con tantas alternativas en el mercado, es importante conocer todas las vías de administración de medicamentos.

* ¿Quieres conocer qué FPs online puedes estudiar con Ilerna? Clica aquí y  descárgate la Guía de FPs Online y a distancia.

La administración de medicamentos por diferentes vías

¿Qué es la administración de medicamentos?

La administración de medicamentos es un proceso en el que los profesionales de la salud dan a los pacientes los medicamentos que les han recetado.

Para que nos entendamos, cuando vas al médico a hacerte un chequeo, te prescriben unos fármacos como parte de tu tratamiento.

Este proceso es de lo más común, aunque a veces no le damos la importancia que merece. En el contexto en el que cada vez consumimos más medicamentos, es vital tener en cuenta la prescripción del equipo sanitario.

De lo contrario, podría ser más perjudicial que beneficioso. Al final, los profesionales saben qué dosis es necesaria para ayudarte a ti como paciente a sanar, aliviar el dolor o minimizar cualquier tipo de efecto secundario.

De la misma manera en la que los fármacos tienen un potencial sanador importante, también pueden tener efectos muy negativos si tomamos una dosis incorrecta.

Descubre tu futuro profesional en Sanidad

Vías de administración de medicamentos

Es importante tener en cuenta que cada fármaco está preparado para ser administrado por una vía determinada. Y no, no depende de la preferencia personal del profesional sanitario que te atienda. El objetivo es que el medicamento ejerza su acción de la forma más eficaz posible.

De hecho, existen varios factores que influyen a elegir la vía:

  • Las propias características del fármaco: si es soluble o cómo se absorbe.
  • La rapidez con la que hace efecto: a veces es necesario que un medicamento haga efecto inmediato y no se puede esperar horas a que se absorba.
  • Tus propias preferencias personales se tienen en cuenta.
  • La condición médica del paciente.

Teniendo en cuenta estos aspectos, existen varias vías de administración de medicamentos.

Vía oral

La vía oral es la forma más común de administración de medicamentos. No tiene mucho misterio, consiste en tomar los fármacos por la boca.

Esta vía es muy utilizada porque es cómoda, segura y barata. Los medicamentos pueden presentarse en diferentes formas: desde comprimidos hasta jarabes o cápsulas.

No requiere personal especializado ni equipo médico extra. Además, se puede ir ajustando la dosis cuando sea necesario.

Pero no es recomendable, por ejemplo, para pacientes que estén inconscientes, ya que podrían asfixiarse.

Vía sublingual

La vía sublingual es una forma de administrar fármacos en la que el medicamento se coloca debajo de la lengua y debe permanecer ahí hasta que se disuelva.

Se trata de una vía de administración de medicamentos muy útil, sobre todo en situaciones de emergencia. Por ejemplo, en casos de infarto o de dolores crónicos.

La vía sublingual permite que el fármaco se disuelva más rápido y pase a la circulación sanguínea. Por eso, es una opción muy buena para pacientes que tienen dificultad para tragar pastillas como niños o ancianos.

Pero, como en el caso anterior, también tiene sus limitaciones. Por ejemplo, sólo se pueden administrar en pequeñas dosis y a veces puede interferir con las bebidas y alimentos.

Vía tópica

Esta vía de administración de medicamentos se caracteriza por aplicar sustancias sobre la piel o las mucosas. Esto incluye genitales y ojos.

Los medicamentos más comunes son cremas, pomadas o geles, entre otros. La ventaja más importante de esta vía es que es muy fácil de utilizar y, además, es cómoda para el paciente.

Pero, a veces, hay pacientes que tienen dificultades para absorber el medicamento o para que entre en aquellos tejidos que son más profundos.

Vía parenteral

Esta puede ser la vía de administración de medicamentos más desconocida por su nombre. No obstante, si hablamos de inyecciones ya sabrás a qué nos estamos refiriendo.

La vía parenteral implica atravesar la piel para introducir la medicación en el torrente sanguíneo, es decir, consiste en inyectar el fármaco.

Se utiliza sobre todo cuando la vía oral no es viable o no funciona. Además, también se suele usar en situaciones de emergencia porque el fármaco hace efecto inmediato.

Pero requiere tener conocimientos algo más técnicos para poder aplicarlo sin problemas.

Vía respiratoria

Con este procedimiento se administran los fármacos a través del sistema respiratorio. En concreto, se hace a través de la vía respiratoria superior que se compone de la nariz, la boca, laringe y faringe.

Así, los medicamentos van directos a las vías aéreas y pulmones. Por ejemplo, se utilizan aerosoles. Esto permite que la absorción sea más rápida.

Pero requiere ciertos conocimientos para minimizar los riesgos.

Vía rectal

Esta es una forma de administración de medicamentos que se hace a través del recto, como su propio nombre indica. Se suele utilizar cuando no se puede recurrir a la vía oral por vómitos intensos u otros factores.

Se trata de una vía segura y que se utiliza de forma frecuente para evitar daños en el estómago o cuando es necesario que el medicamento actúe de manera local.

Esta vía también permite que los fármacos hagan efecto rápido.

Vía vaginal

Esta vía es similar a la anterior. Pero, en lugar de administrar el medicamento a través del recto, se hace a través de la vagina. Lo normal es que sea en forma de supositorios, óvulos o pomadas.

Se suele utilizar mucho para tratar procesos inflamatorios.

Vía percutánea o transdérmica

Esta vía es una forma de administrar medicamentos a través de la piel. Para ello, se utilizan parches que liberan el fármaco de forma controlada y gradual hacia la corriente sanguínea.

Un ejemplo muy común para entender esta vía son los parches de nicotina para dejar de fumar. Cuando los aplicas, van liberando la sustancia poco a poco para evitar picos.

¿Quién puede administrar un medicamento?

Como has podido observar, existen diversas formas de administrar medicamentos. Sin embargo, en todos los casos es vital seguir con las indicaciones del personal médico.

Los fármacos a veces requieren tener unos conocimientos. Por ese motivo, los pacientes tienen que acudir a un centro médico a que los Auxiliares de Enfermería hagan ese trabajo por ellos.

El médico es el encargado de recetar al paciente la dosis necesaria y el enfermero o técnico auxiliar de enfermería será el encargado de administrar el medicamento.

Estos profesionales son los responsables de garantizar que la administración de medicamentos se haga de manera correcta. Además, se ocupan de registrar el medicamento, así como la hora, la dosis y cualquier observación en la hoja de administración.

De esta forma, ellos se aseguran de que el proceso sea el adecuado y nosotros de estar en buenas manos.

guia fp descargable
Compartir en:
ILERNA
ILERNA

En el grupo de redactores de ILERNA somos curiosos por naturaleza, nos encanta estar al tanto de todo e ir siempre un paso más allá. El mundo de la Formación Profesional nos apasiona y siempre estamos informados de las últimas novedades. Gracias a este blog podemos compartir toda nuestra sabiduría sobre el sector y acercar esta rama de la educación a todo el que le interese. En estos artículos queremos compartir especialmente contigo el conocimiento necesario para que saques el máximo rendimiento a tu FP.

Tu éxito profesional a un CLICK.

Solicita información

¿Quieres seguir
estudiando FP?

Quieres estudiar una FP, pero no tienes claro por dónde empezar. ¿Será mejor la modalidad a distancia, la presencial o un mix de las dos? ¿En cuántas asignaturas me puedo matricular? ¿Qué salidas profesionales hay? Pincha abajo e infórmate sobre la Formación Profesional que más se adapta a ti.

Conoce a nuestros autores y colaboradores

Reclutamos a los mejores para ofrecerte información de primera mano sobre la Formación Profesional. Son profesionales de diferentes sectores, que escriben sobre las novedades que te interesan en el blog de ILERNA.

Conócelos